¿NEOLIBERALISMO? NO, GRACIAS

23/8/08

Esta humanidad doliente ve todos los días en los medios de comunicación guerras por el control de los recursos naturales, pederastia, accidentes aéreos, despidos masivos, deslocalizaciones de empresas, violencia de género, destrucción del medio ambiente, homofobia, racismo.



No nos engañemos: el neoliberalismo, el capitalismo de toda la vida es eso. La idea darwinista de que el pez grande se come al chico produce monstruos. “Ataca tú antes de que te ataquen. Si eres político roba, aprovecha ahora que puedes hacerlo. Si eres empresario, explota. Si eres currante, desconfía del negro, viene a quitarte el trabajo. No permitas que te pisen, para ello pisa tú antes”. Estas son las máximas del monopoly en que se ha convertido nuestra sociedad burguesa decadente.



Es el sistema de la mentira. Tal es así que incluso llegamos a creer que El Quijote de Cervantes dice eso de “Ladran, Sancho, luego cabalgamos”, cuando no es así. Si no, que lo demuestre el que lo encuentre en alguna de sus páginas.



El pasado lunes 18 de agosto, un alcalde de pueblo –con todo respeto para los pueblos de Canarias- les decía a unos miembros de Unidad del Pueblo que la Reserva para Inversiones en Canarias había servido para crear puestos de trabajo y diversificar la economía, que no se había utilizado para la compra de yates, pisos de lujo o para explotar países como República Dominicana, Cabo Verde, etc. Gregorio Alonso, -así se llama este burgomaestre de Fuencaliente por Coalición Canaria-, afirmaba que los datos del CES (Consejo Económico y Fiscal) son “falsos”, que los argumentos de la izquierda son “demagógicos” y que sus militantes son “utópicos”.



El neoliberalismo a la canaria produce individuos como el tal Alonso, que se atreven a poner en duda incluso los datos de los suyos. Pero ahora resulta que Cáritas también miente cuando dice que hay 570.000 pobres en el Archipiélago, o que es falso que los sueldos de los trabajadores y trabajadoras canarias son un 18% más bajos que en el resto del Estado. O que la tasa de fracaso escolar –según el Informe PISA, de la OCDE- es de un 35% en secundaria. ¿Son falsos también los sueldazos insultantes de los jerifaltes del Gobierno de Canarias?



Yo este sistema no lo quiero ni para ellos. Si algo diferencia a la izquierda de la derecha es la lucha por el hombre nuevo, del que hablaba Ernesto Guevara. Por la distribución de la riqueza. Por la cultura, por el respeto hacia el ser humano y la naturaleza, por el tiempo en forma de futuro, que está a favor de los pequeños, como decía Silvio:



“El tiempo está a favor de los pequeños
de los desnudos, de los olvidados.
El tiempo está a favor de buenos sueños
y se pronuncia a golpes apurados.”



Rubén Alemán Secretario del Comité Local de Las Palmas de Gran Canaria de UNIDAD DEL PUEBLO y miembro del Consejo Nacional